Nov 27, 2018

Discurso del Concierto de Navidad 2018

27 de noviembre de 2018
Discurso de Aurora de Rato Salazar-Simpson en el concierto de Navidad de la FPA
Buenas noches amigos, socios, colaboradores y público en general,
Soy Aurora de Rato Salazar-Simpson, la Presidenta de la Fundación Padre Arrupe, promotora de este concierto benéfico. Quería daros la bienvenida a la vigésimo segunda edición de nuestro tradicional Concierto de Navidad.
En primer lugar, quiero agradecerle de manera especial su inestimable y continuo apoyo a S.A.R. la Infanta Doña Margarita de Borbón y Borbón. Ha sido nuestra Presidenta de Honor desde nuestros comienzos y aquí sigue con nosotros más de 25 años después. Muchísimas gracias Señora.
La Fundación Padre Arrupe es una fundación familiar de los Salazar-Simpson, que es propietaria y gestiona directamente y sin intermediarios un colegio que educa en la excelencia académica y humana a unos 1500 niños y da cobertura sanitaria de calidad a más de 60.000 pacientes al año en Soyapango, El Salvador.
Nuestros alumnos son niños de bajos recursos económicos, en riesgo de exclusión social y que habitan en zonas controladas por las maras o pandillas callejeras que se dedican a la extorsión, al tráfico de personas, al de drogas y a la prostitución.
¿Qué es lo que nos caracteriza además de la gestión directa y sin intermediarios?
-Lo primero que becamos al 100% de nuestros alumnos procurando así un acceso a una educación de calidad a gente en riesgo de exclusión social.
-Lo segundo nuestro altísimo nivel educativo: tenemos más de una veintena de alumnos que ganan Olimpiadas Mundiales de Física, Química o Matemáticas y que son becados para estudiar por todo el mundo.
-Además somos un Colegio Español. Gracias a ello, nuestros bachilleres egresan con la doble titulación:  salvadoreña y española. El 100% de nuestros alumnos van a la universidad en un país donde solo el 20% de la población estudia algo después de los 18 años según los datos oficiales.
-Educamos en las artes desde pequeños. Las disciplinas artísticas no son sólo fundamentales para desarrollar la parte creativa del cerebro, algo fundamental en un mundo tan cambiante como el nuestro, sino que, además, han demostrado ser una herramienta fundamental para ayudar a estos niños que viven rodeados de tanta violencia.
En el programa del concierto tienen un resumen sobre nosotros y cómo pueden ayudarnos. Les invito a leerlo y a ver en nuestra web los vídeos de nuestros alumnos donde cuentan sus experiencias. Ellos les dirán mejor que yo lo que el Arrupe supone en El Salvador. En esa misma web pueden ver con más detalle lo que hacemos.
Antes de acabar quería agradecer a nuestros patrocinadores INSSERCO y a GOCCO su amabilidad y ayuda. A Silvia Sanz Torre su cariño y apoyo constantes, a la Orquesta Metropolitana y al Coro Talía su dedicación y su buen hacer y a todos vosotros que hacéis posible que un proyecto como éste abra sus puertas cada día.
Bueno, no quiero robarles más tiempo. Me gustaría terminar con una frase del Padre Arrupe, muy apropiado en estas fechas: “No me resigno a que, cuando yo muera, siga el mundo como si yo no hubiera vivido”. Creo que es un buen lema de vida.
Muchas gracias a todos, feliz Navidad y todo lo mejor para este nuevo año que comienza.